Conociendo: Bodegas Vegamar

Bodegas Vegamar nace en Calles en el año 1999, en el interior del norte de Valencia a 65 Km. del mar y a más de 600 m de altitud.
Pertenece a la DO Valencia dentro de la subzona Alto Túria.
Situada en un valle entre montañas y entre los ríos Tuéjar y Túria, la zona elegida posee una gran variedad de suelos, orografía, altitud, clima y flora autóctona, así como la influencia del Mar Mediterráneo y, aunque era una zona vitivinícola desde la antigüedad, el viñedo había desaparecido. Por ello, hubo que construir todo desde cero y agrupar pequeños terrenos para conseguir pagos viables.




En 2007, tras varios años de experiencia en los vinos de calidad, Bodegas Vegamar decidió complementar su oferta con cavas que estuvieran a la altura de sus vinos. Por ello, decidió invertir en la mayor bodega de Cava Valenciano en Requena.

Actualmente cuenta con alrededor de un centenar de hectáreas en propiedad en un radio de 5 Km. desde la bodega, entre viñedo y monte.
Las variedades con las que elaboran sus vinos son: Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Tempranillo y Garnacha Tintorera para tintos así como Sauvignon Blanc, Moscatel y Merseguera para blancos. Además, están experimentando con Petit Verdot, Pinoir Noir, Gewurztraminer y Albariño.
Para elaborar sus cavas, trabajan con las variedades Chardonnay, Macabeo y Garnacha.

Acueducto de la Peña Cortada (Chelva) que ha dado la imagen corporativa a la bodega
Bodegas Vegamar fue fundada por tres socios que llevan juntos más de 30 años. Actualmente, el equipo de de profesionales está liderado por tres enólogos: la enóloga Mª Paz Quílez, el asesor Pablo Osorio y el Presidente de la Asociación de Elaboradores de Cava José Hidalgo.

La bodega está equipada con la última tecnología que permiten elaborar vinos muy aromáticos, estables en el tiempo, con carácter y personalidad. Posee una capacidad de elaboración de 800.000 litros en depósitos de acero inoxidable y una sala de 1600 m2 y 1400 barricas de roble francés tipo Allier y roble americano tipo Finisse.
En Requena, la bodega elaboradora de cava posee 12000 m2 y una capacidad de 4 millones de botellas.





El cultivo de las viñas se realiza de manera respetuosa con el entorno. Se utilizan métodos preventivos y un control de producción mediante podas y aclareos.

Desde 2013 Bodegas Vegamar produce su propio aceite de oliva virgen extra, Vegamar Selección, a partir de las variedades autóctonas serrana y alfafareña, en la almazara de Higueruelas.

Con el objetivo de acercar el campo a la ciudad, Bodegas Vegamar ha creado laa bodega urbana Vegamar Selección donde dar a conocer a los consumidores el origen del vino, difundir su cultura y la gastronomía. Un  espacio actual y cosmopolita en pleno centro de Valencia (calle Colón) donde poder comprar y degustar sus vinos y cavas junto con una cuidada selección de los mejores productos españoles.

Algunos de sus vinos

El pasado miércoles, pudimos catar cinco de los vinos de Bodegas Vegamar en el Club de Enófilos de la Universidad. 

VEGAMAR BLANCO vino de autor

Variedades: 70% Sauvignon Blanc y 30% Moscatel de Alejandría
Grado alcohólico: 13 %vol.
Un vino limpio, de aroma fresco y muy frutal, de boca estructurada, con acidez bien integrada, redondo, muy cremoso y de retrogusto largo y frutoso. Un vino realmente especial y mediterráneo.




VEGAMAR SELECCIÓN ROSÉ

Variedad: Merlot 100%
Grado alcohólico: 12'5 %vol.
Un rosado muy pálido, levemente anaranjado, con una nariz muy frutal y una boca fresca intensa y larga. Según nos explicaron del proceso de elaboración, la maceración en frío sólo dura unas cuatro horas, lo que aporta poco color pero aporta y mantiene una buena acidez. Un rosado original al estilo francés.

VEGAMAR SELECCIÓN SYRAH

Variedad: Syrah con dos meses en barrica de roble americano (indicado para crianzas cortas)
Grado alcohólico: 14% vol.
Sin duda uno de mis favoritos. Un vino muy vivo en color, aunque sin demasiada capa. Muy frutal y floral (violeta) intenso, fresco, balsámico con una boca golosa, especiada, fresca y larga, con un tanino suave y elegante.


VEGAMAR CRIANZA vino de autor

Variedades: 50% Tempranillo, 25% Syrah y 25% Merlot
Grado alcohólico: 14% vol.
Un vino que ha pasado 9 meses en barrica (añada 2012) De color rojo intenso. Aroma muy intenso, a fruta roja madura y vainilla, de boca amplia, con cuerpo, con tanino bien integrado y final largo muy agradable. Un vino estructurado y elegante, muy a tener en cuenta.


VEGAMAR DULCE

Variedad: 100% Moscatel de Alejandría
Grado alcohólico: 9'5 %vol.
Un moscatel dulce, untuoso, con aromas amielado, con recuerdos a compota y con una boca cremosa e intensa. Superaromático y muy recomendable


Leer más ➤

K-tando: Maridaje de Chocolates Lindt Excellence y Cavas Celler Vell

Hace tiempo que quería experimentar un maridaje de cava y chocolate. Aprovechando que había comprado unas tabletas de chocolate de sabores de Lindt Excellence, y que Celler Vell me había ofrecido la posibilidad de catar tres de sus mejores cavas, decidí que la mejor manera de crear un nuevo post era realizar un sabroso y original maridaje.

Para ofreceros una información más amplia sobre el maridaje del cava con el chocolate he estado investigando un poco por aquí y por allá y sorprendentemente he encontrado cierta controversia. Algunos sumilleres afirman que el chocolate enmascara el cava, mientras que otros expertos (la mayoría), así como amantes del vino y el chocolate en general, declaran que el cava es de las mejores bebidas para maridar con el chocolate.

Realmente nunca me había puesto a indagar y hay infinidad de combinaciones. Como regla general, la gente piensa que un dulce debe acompañarse con una bebida dulce. Pero después de leer y releer, he visto que cualquier tipo de cava, en función de su cantidad de azúcar, va genial con cualquier tipo de chocolate, desde blanco, con leche, pasando con el amargo, de sabores, con frutos rojos, frutos secos, etc. Eso sí, en algunos casos ciertos aromas y sabores se potenciarán más que en otros, resultando una combinación más agradable que otra.


Y así es como logramos una experiencia sensorial digna de compartir con amigos, en pareja o incluso solos. Ciertas mezclas de sabores, texturas, aromas y sensaciones no te dirán nada pero otras sin duda te dejarán total y gratamente sorprendido.

La elección del chocolate

Sinceramente no me paré a pensar demasiado en el tipo de chocolate que iba a elegir para esta experiencia (o experimento). Hacía ya bastante tiempo que quería probar estos sabores de Lindt Excellence que os describo a continuación. Sólo me dejé llevar por la intuición, pues lo único que tenía claro es que el chocolate tenía que ser negro. Es decir, sin leche, ni blanco, ni con el típico relleno de naranja, menta, avellanas o almendras… Esos ya me los sé de memoria jejeje

Por menos de 2 euros la tableta (de 100 g) estos fueron los elegidos:

Lindt Excellence 70% suave: elaborado con habas de cacao y un toque de vainilla. Elegí este en vez del "cocoa dark noir" porque la verdad me daba un poco de “miedo” que un chocolate más intenso anulara por completo el sabor del cava. Ciertamente no arriesgué.

Lindt Excellence Fresa: con un contenido mínimo de cacao del 47%, aroma de vainilla y fresa liofilizada en trocitos muy pequeños, lo que lo hace muy agradable de saborear.

Lindt Excellence Flor de Sal: también con un contenido mínimo de cacao del 47%, aroma de vainilla y flor de sal. Suave al paladar y de poca intensidad salada de agradable contraste.

Lindt Excellence Chilli: con un contenido mínimo en cacao del 48% y extracto de guindilla. De retrogusto más corto si no fuera por el chilli, que te deja disfrutar del chocolate para dar un cálido y picante final.  

El cava

Como ya os comenté en este post, Celler Vell es una bodega dedicada exclusivmente a la elaboración de cava tradicional, con cultivo propio de viñedos y fundada en 1954 por Pere Estruch en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona).

El primer cava fue el Caller Vell Extra Brut Rosé cuya cata podéis consultar aquí.

El segundo fue Celler Vell Brut Nature Reserva elaborado con las variedades típicas Xarel·lo, Macabeo y Parellada y una crianza mínima de 2 años.
De color amarillo dorado, burbuja pequeña y persistente, combina el frescor herbáceo y la elegancia de las notas frutales maduras con el aroma intenso y la untuosidad de la crianza con toques tostados. Como reconocimientos obtuvo 90 puntos y 5 estrellas en relación calidad-precio de la Guía Peñín 2015 y 92 puntos en el ránking de los 50 Great Cavas 2014

Por último, y dejando lo mejor para el final, tenemos Celler Vell Estruch Brut Nature Gran Reserva Ecológico vintage 2011. El cava de más alta gama de la bodega, exclusivo, de edición limitada y ecológico. El vino base se obtiene a partir de mosto flor y para activar la segunda fermentación se utiliza azúcar de caña ecológico. Se elabora con Pinot Noir y Chardonnay con una crianza de más de 3 años. ¡Un cava de 10!
De color dorado intenso, burbuja fina y persistente, combina la complejidad, el equilibrio y el frescor, con la cremosidad, redondez y amplitud. De aroma intenso, algo oxidativo,  con toque frutales y bollería.
En la Guía Peñín 2015 obtuvo 89 puntos y obtuvo el premio Vinari Espacial a la producción Ecológica al mejor cava y Espumoso Gran Reserva 2014.


El maridaje

Y pasamos de lo bueno a lo mejor. A continuación haré la descripción de cómo hice yo el maridaje:

Una vez abiertos los paquetes y desenvueltos del papel metálico que llevan, los chocolates se dejan reposar para que vayan liberando el aroma. Mientras podemos ir sirviendo el cava y catándolos por separado (más que nada para probarlos en todo su esplendor).
Para percibir todos los matices, el chocolate tiene que estar a temperatura ambiente y el cava bien frío (el rosado sobre los 6º C y el resto sobre los 8º C)

Después de un rato, y con la boca limpia, se procede a partir una onza de la tableta (la cuál debe partirse sin problemas porque tampoco es muy gruesa) y se huele. Se aprecia el aroma intenso a cacao y ese toque ligero a vainilla. La verdad es que la boca se me iba haciendo agua…

Dicen que un chocolate de calidad se derrite a la temperatura corporal, así que antes de que se nos quede en los dedos pasamos a la boca.
En la boca, un primer mordisco se derrite entre la lengua y el paladar sin masticar. Se perciben así el sabor, la textura, el aroma y el efecto retronasal, muy importante a tener en cuenta en el caso de los tres chocolates condimentados elegidos.

Como no había probado con anterioridad, ni conocía, ninguno de los chocolates o cavas (sólo el rosado) pues me dispuse a catar cada chocolate con los tres cavas. Una manera de probar y divertirme mezclando sabores.

Como he comentado por ahí arriba, algunos expertos aseguran que el cava es una de las bebidas que mejor marida con el chocolate por que entre ellos no se camuflan. Ahora veremos que, a mi entender, no siempre es así. También depende de la cantidad de cacao y del sabor con el que se haya condimentado, así como del tipo de cava, y por supuesto de los gustos del consumidor…

Maridaje con Lindt Excellence Fresa 

En el primer mordisco el chocolate se derrite lentamente en la boca y la fresa no tarda en aparecer. Al tratarse de pequeñísimos trocitos de fruta se dispersan rápidamente por toda la boca en una mezcla de texturas, ligeramente granulosa por la fresa que es a la vez crujiente y la cremosidad del chocolate. Al tragar, en la retronasal notamos el postgusto afrutado de la fresa y el amargor del chocolate.
Al segundo mordisco lo acompañamos con un sorbo de cava.

En el caso del maridaje con Celler Vell Extra Brut Rosé, sabía obviamente que iba a ser un acierto. La combinación del frescor de las burbujas con la intensidad y cremosidad del chocolate es sorprendente y muy agradable. Potencia el dulzor del chocolate y la frutosidad de la fresa. Una mezcla fresca y sabrosa.


En el caso del maridaje con Celler Vell Brut Nature Reserva, el cava resalta la intensidad del chocolate y aporta mucha frescura a la fresa. A su vez, el chocolate combina a la perfección resalta aun más la untuosidad del cava. Una mezcla deliciosa y muy cremosa.


En el caso del maridaje con Celler Vell Estruch Brut Nature Gran Reserva la cosa cambia. El cava pasa totalmente desapercibido, siendo notorio sólo por el burbujeante paso en boca. La frescura de la fresa se potencia tanto que se camufla la cremosidad del cava, lo que resalta también el dulzor del chocolate, que aun no siendo para nada empalagoso se destaca mucho. Una mezcla agradable sin más.

Maridaje con Lindt Excellence 70% suave 

Al primer mordisco el chocolate se derrite ofreciendo el aroma y sabor típicos de chocolate puro pero de una manera ligera y agradable. Quizá no demasiado intenso debido a su porcentaje en cacao, pero ofreciendo una textura suave y cremosa. Al tragar, en la retronasal notamos el postgusto amargo.
Al segundo mordisco lo acompañamos con el cava.

Al mezclarlo con Celler Vell Extra Brut Rosé, se anulan mutuamente. Apenas se notan los matices de ambos. En este caso, la frutosidad y frescor del cava se ven anulados por la intensidad del sabor del chocolate, aunque por otro lado éste tampoco se ve potenciado. Una mezcla un poco “sosa”.

Al mezclarlo con Celler Vell Brut Nature Reserva, el cava resalta la intensidad del chocolate y quizá demasiado el amargor. La mezcla en sí es muy agradable y sabrosa, pero quizá me esperaba algo más. Una mezcla interesante.

Al mezclarlo con Celler Vell Estruch Brut Nature Gran Reserva la cosa vuelve a cambiar pero esta vez para mejor. El cava combina perfectamente con el chocolate, potenciando su sabor y su aroma final en el retrogusto. El chocolate, a su vez, potencia el frescor del cava, resultando una mezcla muy placentera y sorprendente.


Maridaje con Lindt Excellence Flor de sal

Suave al paladar, se derrite ofreciendo el potencial del chocolate para dejar paso a la sensación salada pero agradable de la sal. Resalta mucho en la boca el juego de contrastes entre dulce, amargo y final salado.
Con segundo mordisco bebemos un sorbo de cava.

Con Celler Vell Extra Brut Rosé, hay que esperar a que la sal aparezca en la boca pero esa sensación aumenta con las burbujas una vez se mezcla todo el conjunto. La intensidad del chocolate aumenta y resulta muy agradable. La verdad es que con este chocolate las sensaciones son sorprendentes.

Con Celler Vell Brut Nature Reserva, se crea una combinación explosiva. El cava resalta todo el potencial del chocolate y el chocolate también refuerza la cremosidad del cava con el toque salado del final que resulta cálido y suave que te llena la boca… increíble.

Con Celler Vell Estruch Brut Nature Gran Reserva la sensación es parecida a la vivida con el Reserva. La cremosidad y untuosidad del cava armonizan a la perfección con la calidez e intensidad del chocolate. Una mezcla elegante y refinada.



Maridaje con Lindt Excellence Chilli

Tenía ciertas dudas sobre este chocolate ya que yo no soy muy de picantes. Un toque sutil y ligero le da cierta gracia pero no suelo tolerarlo del todo bien. Lo dejé para el final porque sabía que después de probarlo llevaría la boca encendida durante un buen rato.
Al principio, cuando el chocolate entra en contacto con el calor de la boca resulta agradable, como un chocolate normal pero de retrogusto corto. Quizá lo esperaba un poco más dulce… Finalmente la sensación de ardor y calidez del picante aparece de manera gradual inundando la boca y la retronasal aumentando la intesidad aromática del chocolate cuando ya pensabas que había desaparecido.
 
Al probarlo con Celler Vell Extra Brut Rosé, tuve que tomar algo más de dos pedacitos pues el chilli tardaba en aparecer. La verdad es que la mezcla quedaba bastante sosa pues no notaba nada especial. Las burbujas anulaban la sensación de picante mientras la mezcla estaba en la boca. Al tragarlo el ardor se potenciaba más, quedando bastante desequilibrado el sabor.

Con Celler Vell Brut Nature Reserva, fue la mezcla que más me gustó ya que se crea una combinación perfecta. El cava resalta todo su potencial, intensificando el chocolate y creando una armonía de sabores y aromas muy especiales. La sensación picante aparece al final respetando la degustación del cava y el chocolate, de una manera sutil y elegante, muy agradable y sorprendente. Sencillamente sublime.


Para terminar, al probarlo con Celler Vell Estruch Brut Nature Gran Reserva la sensación es similar al maridaje con el Reserva. La sensación picante es agradable y sutil, se integran muy bien todos los sabores y no se enmascaran unos con otros. El final en boca queda limpio y con recuerdo bastante fresco y cremoso.

Resumiendo... 

Según algunas reglas del maridaje el vino/cava debe ser tan dulce como dulce sea el chocolate. Por eso creo que al tratarse de unos cavas secos la mejor elección es un chocolate de dulzor ligero e intensa amargor, como el chocolate negro. Otra buena opción es elegir chocolates condimentados que combinan genial con cavas intensos, con cuerpo y estructura como en el caso del cava reserva y gran reserva. Para un cava fresco y de no excesiva crianza es buena opción elegir chocolates de poco porcentaje en cacao, ya que potenciará menos la acidez, y que lleven alguna toque frutal o tostado (fruto seco, caramelo, etc.) por ejemplo.

¿A qué esperas? Es hora de divertirse deleitándose con estos placeres que nos da la vida y por un módico precio. Espero que lo hayáis disfrutado, aunque no tanto como yo. Salud.

De nuevo gracia a Pau Cuevas de Celler Vell por haberme dado la oportunidad de probar y maridar sus cavas.


Leer más ➤

K-tando: Celler Vell Extra Brut Rose

Hace ya una semana que De Uvas a Vinos y yo hemos cumplido años, y qué mejor manera de celebrarlo que con un buen cava. Además de hacer honor a la costumbre de brindar y celebrar tal ocasión, este cava extra brut rosé de Celler Vell nos acompañó muy bien tanto la comida como la cena.

Sobre el vino

Este cava extra brut rosé de Celler Vell es un cava artesanal del Penedés, más concretamente de Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona).

Con 11'5 % vol. y elaborado con Garnacha y Pinot Noir, este cava se presenta en botella transparente mostrando así su color rosa cobrizo y brillante, de burbuja fina y bien integrada, muy agradable en la boca. En nariz muestra toques afrutados y florales, con muy ligero aroma a bollería. En boca es fresco, untuoso, goloso y de acidez equilibrada.

Sobre cómo beberlo

Ideal para aperitivos y gran diversidad de platos. Para esta ocasión especial que fue la celebración de mi cumpleaños, decidimos maridarlo con un arroz con verduras para comer y un salmón en papillote para cenar. Simplemente delicioso...


Además, el cava dio para mucho más ya que me sirvió de colofón final para soplar las velas, aunque este caso no arriesgamos mucho con el postre y decidimos comer helado y unas cupcakes de vainilla.

La temperatura de servicio ronda los 8º C y para almacenarlo en la nevera olvidaros del mito de la cuchara. Un tapón de vacío y listo. Tienes delicioso cava para rato... si es que dura.

Sobre la bodega

Celler Vell es una empresa dedicada exclusivamente al cava, que mantiene la tradición familiar de principios del siglo XX, basada en el cultivo de las viñas de nuestra propiedad situadas en Sant Sadurní d'Anoia.
En 1954 Pere Estruch Casanovas fundó la empresa y sus hijos continúan el trabajo que él inició, enriquecido con la experiencia de más de cuatro décadas.
Las características del suelo junto al microclima de la zona, dan lugar a vendimias uniformes que permiten obtener el vino base afrutado ideal para la elaboración del cava.



Un dato curioso que hace aun más visitable esta bodega es que en el interior puedes descubrir CavaTrenH0, una maqueta ferroviaria de escala H0 que reproduce la Bodega, los viñedos y su entorno, manteniéndose fiel a los principales rasgos característicos que distinguen el paisaje del Penedès. 


Muchas gracias al equipo de Celler Vell, en especial a Pau. Espero visitaros muy pronto. 
Un abrazo y salud!
Leer más ➤

Vinos muy sugerentes

Llevan días bombardeando las redes sociales, radio y tv con esto del día de San Valentin. Y yo estoy encantada porque sí, porque me encanta y porque soy así de cursi. Digan lo que digan, sea un invento puramente comercial, a mi el tema del rosa, rojo, corazones y purpurina me gusta. 
Dejando a un lado el origen de este día en concreto, que daría para varios artículos, voy a centrarme en lo que os quiero enseñar. En esta ocasión es mi selección de vinos para este día especial (o para otro día cualquiera, porque cualquier día es válido para celebrar el amor) así como una breve galería de detalles romanticones hechos con botellas de vino (cómo me chuflan a mí las manualidades).

Vamos a comenzar con la selección de vinos. Ya sea por la variedad de la uva, por el tipo (espumoso, dulce, etc), simplemente por la etiqueta o el diseño, son vinos que en mi opinión van muy bien para esta ocasión y ahora entenderéis por qué. La mayoría ni los he catado, pero he aquí una buena oportunidad de hacer una lista con vinos pendientes, ¿no os parece?

Empezaremos por los vinos españoles. Aquí hay un poco de todo, desde blancos apasionados, pasando por los rosados que recuerdan a la fresa, a los tintos intensos, juguetones y chispeantes espumosos y los semidulces... cómo me iba a olvidar de los semidulces.



PEKADO MORTAL. Bajo la DO Rías Baixas, este albariño 100%, tiene un volumen intenso y una acidez bien integrada, con un aroma floral que... no probarlo es un verdadero pecado mortal.
2AMIGOS una mezcla de treixadura, loureiro y godello, donde predomina el albariño. Un proyecto de Rob Barnes y Enrique Dizs muy interesante con frescos aromas a frutas de hueso y cítricos, de acidez firme.
PASIÓN de MOSCATEL, un monovarietal de Bodegas Sierra Norte, bajo la DO Valencia, con ese aroma característico, fresco, goloso y agradable.



GASPAR de Finca Monte Guzque, de la Bodega Pago de Guzque, situada en el encantador pueblo de El Toboso, cuna de Dulcinea la enamorada de Don Quijote. Un rosado pálido, muy expresivo, fresco con recuerdos a frambuesa y fresa. 
LIBIDO rosado de garnacha de David Sampedro Gil, bajo la DO Navarra, que recuerda a las golosinas, fresco y con toques florales.
LA NOVIA IDEAL, de Cherubino Valsangiacomo y bajo la DO Valencia. Ya nos cautivaron con El Novio Perfecto y ahora es el turno de ella... Un vino rosado semidulce de Bobal, con ligera burbuja por parada de fermentación mediante frío, pura gominola y de baja graduación (10% alcohol)
SAN VALENTIN SPECIAL EDITION de Bodegas Torres, una edición especial de este semidulce aromático de parellada 100% de baja graduación con DO Catalunya. Un vino moderado y sutil, elegante y fresco, especial para los jovenzuelos enamorados.


CELESTE CRIANZA también de Bodegas Torres. Dicen que este vino es único, como un instante de cielo de Ribera del Duero. Qué mejor que ver las estrellas con este tempranillo frutal, intenso, especiado y aterciopelado.
EL VINO DEL BUEN AMOR monovarietal de Tinta de Toro, de la Bodega Finca Volvoreta de Zamora. Un vino balsámico, con toques a compota, con toque afrutado y tostado, este vino rinde un homenaje al "Libro del Buen Amor" escrito por el Arcipreste de Hita.
LA CAROLINA; un tinto joven de tempranillo de la DOC Rioja, de Bodegas La Rodetta (Álava). Un vino goloso, fresco y equilibrado. A destacar la etiqueta que me ha encantado!!




BERDIÉ AMOR de Bodegas Berdié, bajo la DO Cava. Elaborado con macabeo, xarel·lo, parellada y el toque de color que da la garnacha. De la edición especial FLOWER EDITION tan sólo se sacaron al mercado unas 2.000 botellas. Es un reserva (más de 15 meses de crianza en la cava) extra brut (4 gramos de azúcar) posee un elegante color rosa pálido, una nariz intensa a frutas con toques lácteos y una boca agradable y cremosa.
DE NIT Un cava rosado de Raventós i Blanc, extra brut y reserva (más de 18 meses en cava). En este caso el toque de color lo da la variedad monastrell, para disfrutar de una noche especial en buena compañía.
CELLER VELL EXTRA BRUT GRAN RESERVA De la bodega del Penedés Celler Vell, este cava está elaborado 100% con la variedad chardonnay y una crianza en cava más de 30 meses. POsee una nariz elegante y compleja, de boca untuosa y robusta.

Como nota curiosa, añadiré a la lista algunos vinos extranjeros, que me han llamado mucho la atención y creo que entenderéis por qué


LINDAFLOR un monovarietal malbec de Mendoza(Argentina), Bodegas Monteviejo, con 24 meses de crianza en roble francés y 6 en botella.
ONE HOPE, es un bodega situada en el Valle de Napa (California) que elabora vinos para varias causas benéficas. Hay de todos los tipos, y variedades, y no sólo llama la atención por su buena causa, si no por sus diseños. En esta ocasión os muestro el reserva de Pinot noir para luchar contra las enfermedades del corazón.
ROMEO, es un vino tinto dulce italiano, de cagnina di romagna para ser más concretos, que se conoce como el vino para beber sin emborracharse, ya que tiene baja acidez y un bajo contenido alcohólico. Elaborado por la bodega Made in Milan, en Lugo, al noreste de Italia, en la región de Emilia Romagna, tiene una página web muy original y que te invito a visites.
MOSTRA es un vino griego seco elaborado por la bodega Tsililis, situada al este de Meteora. Un coupage de agiorgitiko, syrah y merlot. Lo que más llama la atención es el envase, ¿no os parece?

Y para terminar, daré un repaso rápido a algunas manualidades que podéis hacer con las botellas una vez os las hayáis bebido y que puede servir para regalar o para recordar esa romántica velada especial que habéis compartido







Para hallar la fuentes de estas fotos podéis acceder a este PIN de mi Pinterest.

Espero que os haya entretenido un poco y ya sabéis nos vemos en las rrss. Besos y SALUD

Leer más ➤